Consejos para mujeres celosas

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.4/5 (14 votes cast)

Del 1 al 10Quiero iniciar Del 1 al 10 publicando uno de los posts más populares de El Primer Intento como un tributo a mi antiguo blog. Les aseguro que no es pereza de escribir algo nuevo. Es sólo que me pareció lo más correcto para darle un adiós digno. De hecho, pretendo alternar posts de El Primer Intento con posts de esta nueva columna, para darles la oportunidad a los nuevos lectores de conocer la esencia de lo que escribo. Aquí vamos. A los nuevos, espero que les guste. A los que ya lo han leído, espero que lo disfruten recordando estos consejos para las mujeres celosas.

Todos hemos experimentado celos. Ya sea porque no soportamos al compañero de oficina intenso de nuestra pareja o porque esta no es capaz de entender que esa niña que se emociono tanto al vernos en la calle es una simple amiga. No hay forma de evitarlos, en algún momento todos vamos a sentirnos celosos o seremos celados. Lo importante, como cualquier otra cosa en la vida, es saber manejarlos adecuadamente. Una muestra de celos ocasional le demuestra a nuestra pareja que nos sigue interesando pero escenas de celos descontroladas o sin motivo solo nos llevaran a sacarla corriendo.

[poll id="3"]

Ahora bien, hombres y mujeres no sentimos los celos de la misma forma. Los hombres, por ejemplo, tendemos a ser posesivos y a marcar nuestro territorio precisamente porque conocemos nuestro género. Las mujeres, por otro lado, pueden llegar a sentirlos sin motivo alguno (NO es que este diciendo que pueden llegar a delirar y ver cosas que no son, pero en ocasiones si). Pensando en eso, se me han ocurrido algunos consejos para que ustedes, niñas, no sufran tanto celándonos y pierdan el tiempo en situaciones que no lo ameritan. Aquí está el top 10:

1. Cuando les digamos “amor, esta noche salgo con mis amigos a tomarnos unas frías” es porque vamos a salir con dos o tres pelmazos a sentarnos a tomar cervezas y hablar de todo lo que se nos ocurra (generalmente, nada útil). No nos imaginen rodeados de prepagos. Y si nos demoramos más de lo que dijimos, NO es porque  las niñas de la mesa de al lado nos hayan invitado a seguirla. Simplemente la estábamos pasando bien y no queríamos irnos a dormir.

2. El planeta está sufriendo algo llamado “Calentamiento global” causado por el uso indiscriminado de la energía producida por  recursos fósiles. Por ejemplo, cada vez que recargamos nuestro celular, estamos haciendo uso de energía eléctrica que es producida por una central que contamina y calienta el aire y, entre mayor sea la frecuencia con la que necesitemos recargarlo, mayor será nuestra contribución a este fenómeno. De ahí la necesidad de reducir el número de llamadas que nos hagan durante el día para ver lo que estamos haciendo o con quien estamos. Sobre todo cuando “estemos tomándonos unas frías con nuestros amigos”.

3. Por mucha curiosidad que les cause, es mejor que no revisen nuestros celulares. Es posible que se  encuentren o enteren de cosas que no les agraden. Y no es que necesariamente vayan a encontrar pruebas de infidelidad. No-no-no-no-noooo! Pero si es posible que encuentren mensajes como “hola, mi Efra, ¿cuándo nos vemos?… un abracito” de una amiga verdadera y que, teniendo en cuenta que están buscando lo que no se les ha perdido, puede llegar a ser fácilmente malentendido. Y además, esto es una clara falta de irrespeto a nuestra privacidad.

4. Lo mismo aplica para el Facebook, correo electrónico, conversaciones de Messenger y demás artilugios que nos ofrece la tecnología de hoy para comunicarnos. El que busca, encuentra y, si se ponen en la tarea de fisgonear cada actualización, cada mensaje en el Wall, cada zumbido, cada emoticon, cada punto y coma, tengan la seguridad de que encontraran algo que las haga sospechar.

5. Sí, nos gusta ver porno, nos gusta mirar a otras mujeres y tenemos todo tipo de fantasías. Pero esto no significa que nos las queramos, que nos las deseemos, que no nos sintamos atraídas por ustedes. Es solo que… así somos, nuestra naturaleza, nuestros genes nos llevan a eso.

6. Si no logran localizarnos, no hay necesidad de llamar a todos nuestros amigos a ver si saben de nosotros. Recuerden a nuestras mamas. ¿Como hacían ellas cuando no existían los celulares, cuando no existía el Messenger o el Facebook?

7. Los trapos sucios se lavan en casa. Si les da un ataque de celos en plena fiesta, en la calle o en cualquier otro lugar público, por favor no nos hagan escándalos. No nos hagan pasar una pena, no queden en ridículo ustedes mismas y tengan por seguro que solo lograran espantarnos.

8. ¿Qué ganan celándonos con ex novias o haciendo comentarios sobre nuestros “amores no olvidados” en medio de alguna pelea? El pasado es pasado.

9. No, no todas las mujeres nos tienen ganas (¡¡¡OJALA!!!).

10. A menos que tengan pruebas de infidelidad innegables no se amarguen, no nos celen. Si no hay un video, una fotografía o una pillada en vivo y en directo, entonces no se preocupen. Y aun existiendo dichas pruebas, recuerden que a punta de Photoshop se puede alterar cualquier foto y que los videos pueden no ser un reflejo de la realidad (¿han visto el video del “avión” estrellándose en el Pentágono?). “Esto no es lo que parece…”.

No es malo tener celos y tampoco estoy diciendo que todos sean injustificados (desafortunadamente las generaciones de hombres anteriores solían ser infieles y crearon un estereotipo que probablemente nunca logremos erradicar) pero lo importante es no amargarse y no vivir en un estado de sospecha eterna que finalmente no las llevará a nada. Si no están seguras de su pareja, si no les damos motivos, vivan tranquilas, quiéranos y consiéntanos. Si están con alguien es para estar bien y vivir felices, sino confían pues simplemente no estén con esa persona.

Y por último, recuerden: pueden existir muchas capillitas pero ustedes serán siempre nuestra Catedral Primada.

Consejos para mujeres celosas, 4.4 out of 5 based on 14 ratings
avatar

Efraín Villanueva

Escritor y Especialista en Creación Narrativa de la Universidad Central de Bogotá, donde además fue finalista del Concurso "Narrativas y Creación". Ha participado en el Laboratorio de Creación Literaria de la Fundación Fahrenheit (2012) y en el Taller de Escritura Creativa del Colegio Gimnasio Moderno (2012). Se desempeña también como bloguero oficial del periódico El Heraldo de Barranquilla. Ha dictado cursos de Escritura Creativa en el Centro Artístico Compaz (2012) y de Cuento en Librería Casa Tomada (2013, 2014).

3 Comments

Participa de la tertulia: