Apología al hijueputazo

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.7/5 (9 votes cast)

INVITADA: Catalina P.

Si bien Borges alguna vez dijo, que carecían de imaginación para injuriar, quienes encontraban la misma profesión en la madre de todos sus ofendidos, creo que al maestro argentino se le escapó del magín la posibilidad de que la grosería hijueputa tuviera tanta capacidad expresiva. Pues, es de las pocas palabras que en la cotidianidad colombiana, puede llegar a expresar tanto profunda ira como exultante felicidad, sin necesidad de agraviar a nadie (lo llaman coloquialmente un “madrazo” al aire).

La palabra hijueputa es una abreviatura de la expresión hijo de puta. No es un anglicismo, no es violación a la lengua; la podemos encontrar en la obra cumbre de la literatura castellana: El Quijote (En castizo: hideputa). En países como Chile se considera un insulto muy grave, que no necesariamente es para ofender a la madre; en países como Costa Rica es un término más suave que puede utilizarse en forma despectiva o incluso de forma cariñosa. En nuestro país tal como lo menciona Fernando Vallejo, es una “palabra que Colombia ha acrisolado quintaesenciándola”. No solo se usa para insultar y para odiar, por miedo, por ira; se utiliza como sustantivo (tan lindo el hijueputa); adjetivo calificativo (el profesor es un hijueputa), como interjección (Ay hijueputa, se me olvido la tarea) o en el peor de los casos como expresión de resignación (ya que hijueputas!). Incluso cuando se quiere insultar más a un hijueputa, como dice Vallejo, se usa el diminutivo: hijueputica (¡Ah que tal el hijueputica!) Así, es como no solo la hijueputez, sino también la minihijueputeadera  hacen parte de la hijueputa sabiduría colombiana.

Apología al hijueputazo, 4.7 out of 5 based on 9 ratings
avatar

Invitado

En Tertulia Alternativa tenemos un espacio para que nuestros lectores nos envíen sus escritos. Lo único que pedimos es que se amolden a la temática de cualqiuera de nuestras columnas, mantengan la frescura en la forma de escribir y no se empleen insultos contra individuos o grupos. Los invitamos a que nos envíen sus artículos.

Participa de la tertulia: