Unas son de cal, otras son de arena

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (3 votes cast)

Es muy aburridor ver esos campeonatos de fútbol de algunos países en los que hay entre dos y cuatro equipos en la parte alta de tabla de puntuación y debajo de ellos un montón de equipos con muchos menos puntos, haciendo bulto. Pero también es muy aburridor ver un campeonato como el nuestro en el que fácilmente el equipo que ocupa el décimo lugar pase a ser líder si gana y se le dan algunos resultados. Lo peor de todo es que esto no sucede porque haya regularidad sino todo lo contrario; la irregularidad  de nuestro campeonato colombiano es tal que si volviera la famosa lotería del “Ganagol” creo que los más sensatos futboleros de este país del Sagrado Corazón, no le meteríamos un solo peso pues sería supremamente difícil adivinar más de dos resultados. Yo me he tomado el trabajo de hacer el ejercicio imaginario en estas primeras seis jornadas y me ha ido supremamente mal.

Hoy luego de haberse jugado 18 puntos, el equipo que está en el puesto 13 está a tres puntos del primero y del segundo y del tercero. Esto sería bueno si estuviéramos viendo equipos con una continuidad estable, pero todos los equipos sorprenden, no por el lado regular sino por el lado contrario. Un ejemplo puntual: el Atlético Nacional ha hecho más puntos de visitante que de local, de repente le hicieron un partidazo y le ganaron al América en Cali y a la semana en un mal partido casi pierden con Santafé en Medellín. Claro que también hay que decir que ese mismo del puesto 13 (no escogí este número por su fama) está a dos puntico del último.

Si nos vamos al comportamiento de los jugadores la situación es igual de sorprendente. Jugadores que en un partido son figuras y altamente calificados, la fecha siguiente son vapuleados por la tribuna y el periodismo por su pobre participación. ¿Qué está pasando? Es una pregunta difícil de responder puesto que hay buenos jugadores, hay buenos técnicos, hay buena afición (hay alta asistencia de público), la violencia en los estadios ha disminuido y se han vendido más camisetas de los equipos (sobretodo piratas). Hay unas hinchadas de equipos grandes que están de llanto absoluto, como las del Deportivo Cali, del América de Cali y Cúcuta Deportivo que aunque sus equipos están a tristes cinco puntos del líder, andan jugando desastroso y sí que es triste verlos al final de la tabla.

No queda si no tener fe en que las cosas van a mejorar para todos los equipos y por ende para el nivel futbolístico de nuestro hermoso país. Ojalá y la inspiración y los buenos momentos de los Teo, Gio, Falcao y el ramillete de estrellas colombianas en el extranjero, sirvan de inspiración para nuestros criollos y vuelvan a ponerle color a nuestro campeonato.

Unas son de cal, otras son de arena, 5.0 out of 5 based on 3 ratings
avatar

Franklin Villanueva

Nacido y criado en Barranquilla, Ingeniero electricista especializado en instalaciones para áreas clasificadas (industriales y petroquímicas), genéticamente poeta, escritor, parrandero y bohemio.

One Comment

Participa de la tertulia: